“Reboceros de La Piedad, el equipo del pueblo”

Un equipo de fútbol no sólo se denota como una parte del ámbito deportivo, también es el reflejo de una sociedad con ganas de sobresalir mediante sus tradiciones y costumbres.

Precisamente, La Piedad ha sido considerada como ciudad del rebozo o ciudad donde se fabrica rebozo, es por eso que el equipo de fútbol de la metrópoli es llamado así en honor a las tradiciones y cultura de la ciudad.

UN POCO DE HISTORIA

El club fue fundado el 12 de noviembre de 1951 en la ciudad de La Piedad, Michoacán, México.En 1951 los dos equipos más fuertes de la liga local, el Independencia y el Libertad se unieron para incursionar en la Segunda División profesional con el nombre de "La Piedad".

En su primera  temporada en la Segunda División, logran el ascenso al sacar un buen resultado de su visita al equipo de San Sebastián de León Guanajuato en la última jornada. El equipo recién creado con solo jugadores locales logró el ascenso en aquel verano de 1952. Desafortunadamente en su inexperiencia decidieron "reforzar" al equipo con jugadores extranjeros que no tenían la calidad para competir en la Primera División. 

Así pues en su primera temporada en el máximo circuito terminaron en último lugar solo 2 puntos debajo del Club América, regresando a ocupar una plaza de Segunda División. 

Los jugadores que dieron vida al club La Piedad en aquel lejano 1951 fueron: Enrique Aguilar (Portero), Trinidad el "Carpo" Rodríguez, Isidro la "Borracha" Ibarra, Héctor "La Cheta" Ibarra, Ernesto "La Peluda" Ibarra, Ramón "La Pini" Ibarra, Vicente "None" López, David Antonio Larios Colorado, Salvador "Quiche" López, Cosme Vargas, Ramón "Moliano" Vargas, Luis "La Jirafa" Reyes, José "Joselillo" Ramírez, Francisco "La Moca" Montoya; dirigidos por Servando Vargas.

La Piedad fue durante décadas un animador de la división de ascenso hasta que finalmente en el verano de 2001 regresó nuevamente a la Primera División. Reboceros venció 4-1 (4-2 global) a Gallos de Aguascalientes, para lograr su ascenso al máximo circuito del fútbol mexicano, en la final de Primera División A, en el Estadio Juan Nepomuceno López.Las anotaciones del partido fueron obra de Martín Peña, a los 29 minutos, del uruguayo Daniel Rosello, a los 32 y 46, y de Christian Patiño, a los 67, por La Piedad, así como Héctor Jiménez, a los 30, por Aguascalientes. 

El equipo que logró el ascenso en 2001 estaba integrado por: Saúl Sánchez, Alex Madrigal, RobertoDomínguez, Ricardo Cadena, Joaquín Hernández, Oscar Rojas, Carlos Hernández, Andrés Pérez, Luis Francisco García, Martín Peña, Roberto Catres, Sergio Martínez, Daniel Rosello, Cristian Patiño bajo el mando de Carlos Bracamontes.

En solo un año en Primera División terminó como líder general siendo eliminado de la post temporada por el Club América. El equipo fue vendido a Querétaro y una sucursal del Club Deportivo Guadalajara de nombre Chivas La Piedad ocupó su lugar.

Luego de tan solo un año el equipo fue llevado a Tepic, Nayarit y fue reemplazado por uno de Segunda División. Desapareció de la Segunda División en el Clausura 2006 tras los malos resultados. Siete años después con fecha 12 de junio del 2009 se llegó a un acuerdo con el club Petroleros de Salamanca para que esta franquicia pasara a jugar a La Piedad con el mote de Reboceros, dicho traspaso se dio debido a que el estadio de Salamanca no cumplía con los requisitos de la Federación Mexicana de Fútbol.

En la Primera División se jugaba el llamado "Derby Michoacano" junto al Morelia por ser ambos del estado de Michoacán. No se consideraba clásico ya que para eso tienen que pasar varios partidos y años de rivalidad, como Club Deportivo Guadalajara con el Club América.

En el apertura 2012, Reboceros de La Piedad se erigió como campeón en la antesala de la primera división mexicana, lo que le permitió disputar la final de ascenso ante Toros Neza. En el primer partido disputado en el Juan N López de La Piedad Michoacán, la victoria fue para los visitantes por marcador de 1-0. De nueva cuenta el visitante obtuvo la victoria en la vuelta celebrada en el Neza 86 por el mismo marcador 1-0. La decisión final del ascenso tuvo que llevarse hasta la serie de penaltis donde Reboceros con marca perfecta derrotaron a Neza por marcador de 6-4 convirtiéndose así en el equipo 18 de la primera división para el apertura 2013.

El equipo Reboceros de La Piedad, campeón de ascenso aquel 18 de Mayo de 2013 estaba integrado por Mario Rodríguez, Carlos Cárdenas, Braulio Godínez, Juan Carlos Gómez, Emanuel Gil, Emanuel García, Jesús Armando Sánchez, Luis Antonio Martínez, Oscar Rojas, Fernando Santana, Fernando González, Hugo Cid, Rafael Murguía, Jesús Padilla, Juan Manuel Cavallo, Obed Rincón, Jesús Palacios, René Moreno, Salvador Tafoya, Emanuel Sánchez, Sergio Soto, Jorge Aparicio, Jaime Cano, Leonín Pineda, Rubén García y Juventino Morales y era dirigido por la dupla formada por Cristóbal Ortega y Juan Antonio Luna.

Actualmente, el Club milita en la Liga Premier de La Segunda División en el grupo dos.

REBOCEROS ES MÁS QUE FÚTBOL

Es la unión de familias enteras que asisten al estadio. Reboceros de La Piedad es un equipo de gloria y pasión, que se entrega y que se encuentra en el corazón de muchos piedadenses, inclusive, de personas que radican fuera de la ciudad.

Cuando la gente se involucra con el equipo, lo hace portando con orgullo los colores reboceros, con playeras, canticos y demás. 

Reboceros de La Piedad hace que sus aficionados se involucren de tal forma que hasta en casa ya cuentan con sus habitaciones llenas de los colores azul y amarillo, fotografías, balones, uniformes y cualquier objeto que sea parte de ésta pasión.

Familias enteras hacen de su vida cotidiana todos los anteriores puntos mencionados, siempre tratando de plasmar sus tradiciones como herencia social, empezando por los integrantes de casa.

El Club ha tenido y tiene, jugadores reconocidos que dejan el alma en la cancha; ha dejado momentos inolvidables grabados en la mente de los piedadenses, pero sobre todo ha hecho historia en el balompié mexicano.

 

Son 67 años en los que se ha tenido la fortuna de estar en Primera División, Segunda y Tercera; probando las mieles del éxito y protagonizando factores clave que implican los sentimientos de una ciudad.

 

Por eso y más, Reboceros de La Piedad es grande, es el equipo del pueblo¡FELICIDADES!