En los últimos tiempos se ha asociado el nombre de Reynosa a factores negativos desde el ámbito social, por esa razón, la temporada que tuvo en el recién terminado torneo de la Serie A de la Liga Premier, generó que por un momento se hablará de esa entidad desde el punto de vista favorable.

 

Por lo pronto, esa forma de ver a Reynosa desde esta perspectiva, sin duda es un logro que destacó Antonio Arreguín, uno de los jugadores de mayor actividad en el campeonato de la escuadra fronteriza.

 

“Por lo menos logramos que se hable bien de un sitio tan agradable, con gente que solo piensa en salir adelante”, expuso Arreguín.

 

-¿Alguna noticia concreta sobre tu futuro y el de Atlético Reynosa

 

Pendientes nada más a lo que se diga en la Asamblea de la Liga Premier, a la invitación a la Liga de Expansión, pero firmes con Atlético Reynosa, viendo los planes con el equipo.

 

-¿Sigues a gusto con Atlético Reynosa?

Me están dando la confianza, me están dando minutos, me siento muy bien, es un equipo protagonista y me siento cómodo ahí.

 

-¿Mucha confianza has ganado en Reynosa?

Demasiado, lo que buscaba siempre era regularidad, aquí la encontré, tener minutos, tenemos una directiva brillante con Mike Torres, haciendo un cuadro protagonista, quien no quisiera estar aquí.

 

-¿Complicado llenarle el ojo a Gastón Obledo?

Claro, es exigente, no por nada jugó tanto tiempo y en todas las posiciones, es exigente, pero también humano y es lo que hace este equipo una familia.

 

-¿Un equipo que parece un grupo de amigos?

Todos los conocemos, su carrera fue brillante, sabe cuándo apretar las tuercas, sabe cuándo relajar, se las sabe de todas, todas, sabe medir bien las cosas.

 

-¿Dónde te ves en el corto, mediano y largo plazo?

Dependiendo de las decisiones que se tomen, quiero ir para arriba en mi carrera.

 

-¿Cómo defines la temporada que tuvo Atlético Reynosa?

Seguir mejorando, el hecho es que la temporada fue espectacular, brillante, un equipo que fue protagonista, es un equipo que ha puesto el nombre de Reynosa en lo alto, no por la violencia, sino por el futbol.