Atlético Reynosa sólo pudo sacar un punto en el pasado clásico tamaulipeco luego de empatar 2-2 frente a Gavilanes FC.

De lo sucedido, el técnico Gastón Obledo señaló: “Me deja tranquilo y con buen sabor de boca el punto logrado porque mejoramos, sobre todo en el segundo periodo, ya que el rival en el primer tiempo fue superior y con buen futbol, pero repito, nosotros fuimos mejores en la parte complementaria, sin dejar de lado que fuimos a una cancha muy difícil, en la cual se había perdido”.

Una vez que terminó el partido el conjunto de Reynosa se ha resguardado por la propagación del COVID-19.

“Así que hemos acatado las órdenes que ha mandado la Secretaría de Salud, estamos haciendo trabajo desde casa con entrenamiento muy específico, cada jugador deberá de realizarlo en su domicilio, además de tomarse la temperatura para después pasarle la razón al médico, vamos a estar en constante vigilancia, pues esto que se está viviendo no es nada fácil”.